lunes, 6 de octubre de 2008

la hermandad


Y siempre con la misma cantinela, las patas heladas, saparatistas, siberianas, decomizadas por otros mundos, tan ajenas. Y hoy justamente pienso con las patas. Hoy justamente me siento en el polo. persiguiendo la ultima estrella visible, intentando alcanzar con mis ideas congeladas, algún brinco cardiaco. y lo encuentro memorizado en el calor del chupe de guatitas y la empaná cardúa, en la alameda frondosa de mi primer lucaso frente al reten de policia, en el resbalín de la 5 oriente a las 8:30, con el mismo frio, y con la chomba teñida de abrazos escolares. El corazoncito saltando en el cubrecamas de los simpson, con mi hermano chico viendo tele y juntando tazos. en el arrastrado sonido de los pasos de la abuela y el "dormir rapidito" del papá milico. en el arcoiris de septiembre y las escapadas al bajo en bicicleta. Y siempre no fue tan malo, y cuando lo fue no había nadie mirandome para saberlo. Ahora hay miles de ojos extraños que me someten con sus locos pelos de meduza. y soy salina como un mar de oriente, amarga y mortifera.inventada por ojos ajenos brujildamente sola con un gato y un hijo. gastada de tanto broncearme con lanzallamas. sobre un escenario ruinoso y vulgar, me banco el dolor del insulto y la tragica convicción de mi estado impoluto, tan soberviamente resistente, solido como plutón
pero no me importa mientras tenga un poema de amor en el pecho. latiendo . mientras aún las calas tengan un palito amarillo mirando hacia arriba, y la capilla de rancagua tenga para mi boca de seis años miles de hostias tan ricas como las galletas. No me importa mientras tenga un poema escrito en el dorso de la mano, mientras tus palabras se me escriban como un torpedo infalible para pasar el exámen.

Mientras tú adolescente, sigas esperando que sea feliz, yo seguiré esperando vencer mi tristeza.

Gracias pilkiñao waiquiñento

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin palabras, me quede de una piesa.
Cariños

P.D: quien es pilkiñao waiquiñento?

Anónimo dijo...

El que acuse recibo.

vaavila dijo...

Hola Karen:

Cuando escribes estas cosas me dejas para adentro.

Pero me gusto en particular la última parte, donde hay esperanza. Me llego a dar un escalofrío por la espalda cuando lo lei, no te miento.
Pocas veces he tenido la oportunidad de leer textos de amor escritos por ti. ¿Tienes alguno que pueda leer?

pilkiñao waiquiñento? lo he escuchado en alguna parte...

Un abrazo

vaavila dijo...

Aunque más que esperanza es rebeldía.

Saludos

pilkiñao waiquiñento dijo...

ANONADADO, HERMOSO, GRACIAS A TI POR TODO!
LA ESPERANZA REBELDE, SÉ QUE LA TIENES Y QUE RECIBIRÁS... saludos a todos cuidense mucho, los quiero a todos hasta al pilkiñiao del artemio.
au revoir!

Anónimo dijo...

JAJAJA. que bueno que te gustó. Y acuerdense, el rebelde es el que conocí en la solera bebiendo ron caribian, el que encapuchado tiro piedras en la Upla, el que fue líder a discreción y que luego ahí se puso guatón. ese es el rebelde. el que recula, el que se espanta, el que gana siendo pose y solo una moda lo atrapa, hasta que lo suelta y queda desnudo buscando a papaito.

Creación, amigos, creación y nada más que un sí a la vida¡¡¡
Basta de RBD, refaccionadores que las putrefactas estructuras, Basta de "me creo punki"...

muchos cariños
Karen

Gregorio Bermudez dijo...

Extraordinario!!!

lo puedo copiar en mi blog shoriza????

vaavila dijo...

Jajajajaja....

pilkiñao waiquiñento, a puesto que ese nombre lo invento Claudito.

Sigue escribiendo así...

Abrazos

andaluces fuera dijo...

saludos desde madrid! anda la hostia tía nunca había leído algo igual, éxito y buenaventuranza!

Anónimo dijo...

Que profundo hija, me emocioné , te amo asi como amo al pilkiñao walquiñento.......El amor existe... no sabemos cuando llega y a veces tampoco cuando se va... pero hay que vivirlo....
Te amo y a mi Claudito tambien.
mum

miguel dijo...

hace tiempo que no leía lineas tan llenadoras y profundas, nda mas que felicitaciones!