jueves, 29 de mayo de 2008

Buena para nada y el fractal


Corro el computador hacia adelante. No me interesa hacer mayor esfuerzo. Yo sigo donde mismo. Sí, soy floja, siempre lo he sido. Una buena para nada. Desde chica se me caen las cosas al suelo, se me mancha la ropa con químicos que fagocitan mis prendas. Así me he ido por la vida, haciendome cargo a medias, o simplemente no haciendome cargo, intentando que la beneficencia de mis cercanos me sostenga a duras penas. Estoy sin luz. Se me olvidó pagarla y aunque hubiera querido, no tenía dinero. Soy improductiva. Soy de esas que deberían haber sido putas o algún subproducto de lo mismo. Pero además de floja, improductiva, ya y para los que me conocen, soberbia, soy conservadora. Enchapada a la antigua. De valores patéticos que se arrastras como una cola, que a estas alturas tiene huellas de barro marcadas en todo su ancho y alto. Pésima mezcla. Como una princesa venida a menos. Me imagino que puede que sea rusa... Si puede ser. Una zarina empobrecida, presa del Soviet.

Hoy me despierto con una sensación maravillosa. Mi mente hacia tiempo que no me regalaba un buen sueño. Estaba en el cielo. Tenía una maestra indú. Ella no sabía que era mi maestra, pero yo la admiraba profundamente, cosa rara. Había viajado a un lejano lugar a casarse con un señor indú rico, pero se devolvió, porque pasadas cuatro semanas el hombre la puso en la categoría de segundas esposas. No lo soportó y se vino nuevamente a ese lugar donde yo estaba. Desperté con una lección de dignidad y trás mis ojos aún se veía el verde prado. Un ojo cosmológico me seguía, vibraba. Me levanté, porque ya había sido abandonada...ya lo dije, soy floja. Eran las 10 y aún siendo la visita, no me acomedía a dar un trato privilegiado a mi anfitrión. Mi mala educación abrió el refrigerador y sacó una punta de queso amarillo. Diremos que unos 2 centimetros cuadrados. Se me agarro de sopetón por el brazo y se me increpó "No te comas el queso que es para el desayuno".
Dejé el pedacito de queso en su mano bondadosa y me volví a acostar. Traté de evocar a la indú y su traje violeta, pero no me persiguió más que la idea que era una pobre mina,yo, completamente buena para nada, floja y miserable. La cuenta de la luz impaga, la reunión de tesis y mi incapacidad productiva. Cometer un crimen, dejar de resistir y volverme loca de una vez, podrían constituir una buena salida, una más interesante incluso que el suicidio. Ya que se creía tan listo por pertenecer a una institución gubernamental...ya que creía que ese amparo le daba potestad sobre su entorno, sobre su patria,sobre el centimetro cuadrado de queso, yo haría lo mismo, pertenecería a una institución, tan estatal y adoctrinadora como la suya...
Tomé desayuno, comí del pan que preparara, tome el té tibio y dulce que me sirviera. Le pedí para la luz. Me dio lo suficiente, si es que no me cobran cargos...siempre lo hacen.

...A mi me gustaría trabajar recogiendo desperdicios en las playas, leyendole poemas a las gaviotas, abrazando perros, dandole vuelo a los columpios, contando chismes en los dormitorios, viendo programas fomes, cantando pésimo cantos mongoles, escondiendo remedios tras los cojines, combatiendo fantasmas en los sótanos, llenando de garabatos las contratapas de los libros, posteando a idiotas que nunca serán leidos como quisieran, haciendo amigos imaginarios en los bares,tiñiendome el pelo de colores inverosímiles, convidando a fiestas funerarias, contando chistes a las afueras de un hospicio, traduciendo los sonidos de las guaguas...

11 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi me encantaría ser un bibliotecario, como un bar pero de libros. Tener tiempo para leer cualquier cosa, sin nesesariamente que tenga que servir para algo.
Jugar en el pc todo el día, ver peliculas, recorrer Chile a pie o en bici.
Conocer lo que piensa o lo que ha vivido la gente por el simple gusto de escucharla.

Dan ganas de mandar todo a la mierda y hacer lo que manda el corazón la originalidad de uno... y más bronca da cuando te dicen que eso tiene que ver con ser adulto... Sí uno trata de buscarse la felicidad.

Hasta ahora no se me ha ocurrido otra forma para hacer todas estas cosas que aplazar estas cosas, venderme, hacer lo que que estudie, juntar financiamiento y hacer todas estas cosas después.

No sé me ocurre otra idea... Para peor no tengo a nadie para hecharle la culpa porque todos se han portado bien conmigo...

Anónimo dijo...

la victima ... siempre jugamos a ser la victima y no al reve... de que escapamos ?
todos jugamos a ser victimas...que mierda marco a está superflua raza humana, para comportarnos matematicamente igual...se repite la misma escena como un disco rayado

Anónimo dijo...

ay, a mi me gustaría, a mi me gustaría.
Apoyo
basta ya con hacerse la víctima

charlie atlas dijo...

dama, seria weno nos indicaras que lees actualmente... asi como para ahondar. wen relato, hasta hace olvidar que aun estas en chile
o en valpo
slds.

charlie brown dijo...

son los patrones del linaje o seran las heces del comun del comportamiento de los resignados, aun peor que los que fracasan, al menos perseveran y hacen algo por ellos. en vez de hacerse la victima hagase cargo mijita, no todo esta perdido, lo que lo hunde en lo cimientos de la autarquia es usted, no mas victimizacion, no hace falta, ya nos ha relatado su triste historia pero, que ha hecho por usted? sin la ayuda de los demas por supuesto.

Anónimo dijo...

ME PIDEN WEAS A MI?

PIDANSE WEAS A USTEDES MISMOS MARRANOS CHUPASANGRES. AHÍ SE NOTA QUE USTEDES SON VICTIMAS DE LA PORNOGRAFÍA INTELECTUAL. PA-JE-ROS.


KAREN

Anónimo dijo...

esa imagen de la princesita rusa venida a menos te viene.....
tu aristocracia está lejos de ser entendida y digerida en estos ambientes porteños....
salve oh !! vitores y aleluyas.... princesa igual y por siempre

Anónimo dijo...

Perez osas, flojonasos, ceros a la izquierda, desadaptados, doñas nadies, ninguneados, prematuros, todos los perdidos en tokio, demosle una patada en el hocico al modelo, mandemos de raja al sistema, unanse al baile, olviden trabajo, borren consumo, demosle cuerda al estribillo, pongan la musica, yo los invito:

ke kunda el paniko,
vuelvelos lokos,
trabaja minimo,
consume poko.

y no pongo acentos de puro flojo

jorgesolo

iovduvla dijo...

chanfle yo quiero que me devuelvan la plata los weones de banco estado, saco cuenta rut y resulta que ahora no existe

la pulenta

feto y Patria dijo...

Muy Lindo el blog =D

Leonardo Alcayaga dijo...

Yo me propuse el ejercicio de recordar cosas simples, de construir refugios impensados en los que alojarme cada tanto. Para eso usé un comentario que oí hace bastantes años de una profesora de mi colegio. Según ella, si se piensa en algo por 20 segundos con la mayor intensidad, se queda grabado en la memoria, incrustado. Asi creo que mi cabeza desde hace un tiempo esta de a poco transformandose en una colmena de arboles ordinarios en calles apuñaladas por edificios nuevos, lapices masticados en un extremo, unos pantalones un poco viejos que uso tambien en algunos sueños, una grieta en una pared abandonada de una casa que no visite nunca y cuyo habitante salía en las mañanas con un cigarro en los labios. Creo que si me cruzo alguna vez contigo por mas de 20 segundos podrias transformarte en la abeja reina, la mas floja de todas, la mas inadecuada para el trabajo, pero la que le da vida al resto.