lunes, 31 de marzo de 2008

Simone de Beauvoir


“Una muchacha simple con las uñas pintadas”


por Sylvie Tissot
Mujer apasionada y mujer desdichada, a la vez autoritaria y sumisa; inteligente pero carnal, dueña de un gran estilo, a pesar de su extraño peinado, devoradora de amantes, y sin embargo unida para siempre a un solo hombre: ¿de quién se trata? ¿De Britney Spears, Rachida Dati, Carla Bruni? No, ése es el perfil que traza el semanario francés Le Nouvel Observateur de una mujer que fue filósofa, intelectual comprometida y militante, y que para muchos, en Francia y en todo el mundo, encarna el feminismo: Simone de Beauvoir. La revista utilizó los mismos mecanismos del retrato people, foto “chocante” incluida, en este caso un desnudo en la portada. El dossier, publicado con motivo del centenario del nacimiento de Simone de Beauvoir, habla a las claras de las condiciones que hoy en día debe reunir en Francia una mujer para entrar en el Panteón de los Hombres Ilustres.

La primera condición es... ¡estar acompañada por un hombre! Beauvoir (alias la “compañera de Sartre”) lo está a lo largo de todo el dossier de Le Nouvel Observateur. Comienza con el relato de su relación con Claude Lanzmann, sigue con Sartre y termina con el amante estadounidense Nelson Algren. Los primeros párrafos nos muestran a una mujer que vive una relación intensa y conyugal (sus cartas a Lanzmann están firmadas: “Tu mujer”); una mujer llena de gratitud ante ese amor inesperado (“Ella, que se creía demasiado vieja para el amor, llora entonces de felicidad”, escriben los periodistas respecto de una mujer de... ¡44 años!). O, como dice Lanzmann, “una verdadera mujer, completa”.

Texto completo en la edición impresa de marzo de 2008.
En venta en quioscos, librerías,
y en la librería de Le Monde Diplomatique:
San Antonio 434 local 14, Santiago.
Teléfono: (2) 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

1 comentario:

RICK TERROR dijo...

Un bonito blog femigogo para usted:
http://feministreview.blogspot.com/

¿ha oido usted hablar de Donna Haraway? su manifiesto Cyborg es más bello que un colgador para la ropa de alambre goteando sangre.

¿Ha oído usted hablar de Lydia Lunch? Su Spoken Word, bandas de post-rock y pelis son màs atractivas que una campaña a favor del uso de condones usados para los violadores.